Conéctate con nosotros

Entretenimiento

Nueve asesinos seriales en México

Avatar

Publicado

on

Buenas mis queridos saltamontes, últimamente las series y documentales sobre asesinos seriales se han puesto de moda, es por eso que hoy les traigo un repaso por la historia de los asesinos más famosos de México, desde “El Chalequero” hasta la “Mataviejitas”.

Francisco Guerrero, “El Chalequero”

Entre 1880 y 1888 este hombre mató a 20 prostitutas. Descrito como un hombre que, a pesar de ser casi analfabeto, actuaba de manera muy educada con las mujeres para ganar su confianza. El mote de El Chalequero provino de su estilo de vestir, pues solía llevar pantalones entallados, fajas y un chaleco. La policía lo detuvo el 13 de febrero de 1888, tras ser denunciado por los vecinos de una de sus víctimas.  Fue sentenciado a muerte en 1910 a los 70 años.

Gregorio Cárdenas “Goyo”

“El estrangulador de Tacuba”, cometió sus crímenes entre agosto y septiembre de 1942, ese mismo año confesó sus crímenes. Sus víctimas fueron una compañera de la carrera de ciencias químicas y 3 prostitutas. Con ellas tuvo relaciones sexuales para después ahorcarlas y enterró en el jardín de su casa. Preso en Lecumberri, asistió a clases de psiquiatría, recibía visitas familiares e incluso tenía licencia para salir cuando quisiera. 

Obtuvo su libertad en 1976 por un indulto del entonces presidente Luis Echeverría. La Cámara de Diputados le rindió un homenaje por ser un ejemplo de readaptación social, ya que durante su estancia en prisión aprendió el Código Penal y se convirtió en abogado de otros internos.

Higinio Sobera de la Flor “El Pelón”

Su primer asesinato reportado por la prensa ocurrió en 1952. Su víctima fue el chofer de la entonces Miss México, Ana Bertha Lepe. La prensa reportó que, tras el crimen se refugió en los brazos de su madre. En Lecumberri, los doctores Alfonso Quiroz Cuarón, Alfonso Millán, y José Sol Casao lo sometieron a exámenes y le diagnosticaron esquizofrenia paranoica por lo que fue enviado al manicomio de La Castañeda.

Macario Alcalá Canchola “El Jack mexicano”

A este hombre sólo pudieron comprobarle el asesinato de dos prostitutas, pero existe la sospecha otras 12 víctimas, por lo menos. Sus crímenes ocurrieron en la década de los sesenta, en la ciudad de México y la prensa lo llamó el “Jack mexicano”, como se autonombró durante su juicio.

Fue detenido por el crimen de una mujer de nombre Julia, quien fue hallada muerta en un hotel en septiembre de 1962. En el espejo, Macario dejó un recado escrito con lápiz labial que decía: “Jack mexicano, reto a Cueto”, el entonces jefe de la policía. Ese mismo mes fue detenido y llevado a prisión, condenado a una pena de 60 años.

Las hermanas González Valenzuela “Las Poquianchis”

A María Luisa, Delfina, María de Jesús y Carmen se les atribuyeron el asesinato de, al menos, 150 personas, la mayoría prostitutas que trabajaban en sus burdeles. Las autoridades presumieron que a muchas de sus víctimas las enterraron vivas. El 6 de enero de 1964 fueron detenidas después de que una de sus víctimas escapó y las denunció. Las autoridades encontraron un pequeño cementerio con restos humanos de sus víctimas.

Juana Barraza Samperio “La mataviejitas”

Barraza fue hallada responsable de al menos 12 robos y 16 asesinatos de personas de la tercera edad cometidos entre 1990 y 2006, en la Ciudad de México. Entraba a su casa haciéndose pasar por enfermera y después los mataba y robaba, por ello la prensa la identificó como “La Mataviejitas”. Fue sentenciada a 759 años de cárcel y sigue presa en el penal de Santa Marta, donde ha reclamado su inocencia en distintas entrevistas. 

Raúl Osiel Marroquín “El Sádico”

Condenado a 288 años de prisión, Osiel secuestraba a su víctimas, todos homosexuales a quienes ahorcaba, descuartizaba y colocaba su cuerpo en maletas que abandonaba en las inmediaciones del Metro Chabacano y la colonia Asturias, en la Ciudad de México. 

“No me arrepiento de lo que hice. De tener la oportunidad, lo volvería a hacer, sólo que sería más cuidadoso para no ser atrapado y no cometería los mismos errores que llevaron a mi captura. De lo único que me arrepiento es por lo que está pasando mi familia ahora”, dijo luego de su detención en enero de 2006. 

José Luis Calva Zepeda “El caníbal de la Guerrero”

Las autoridades lo señalaron como responsable de tres homicidios de mujeres: su pareja, una exnovia y una prostituta. Pero no sólo eso: comprobaron que se comía partes de sus cuerpos y por eso lo llamaron “El caníbal de la Guerrero”, por que vivía y operaba en esa colonia del centro de la Ciudad de México. Fue detenido el 8 de octubre de 2007 y murió el 11 de diciembre de ese mismo año tras suicidarse en una celda de la cárcel con un cinturón.

Sigue leyendo
Haga click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio publicitario
>